lunes, 11 de mayo de 2009

República Dominicana - Autoridades deben investigar violencia y proteger a haitianos de ataques xenófobos y racistas


7 de mayo de 2009.- Las autoridades dominicanas deben proteger a los inmigrantes haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana en el país de ataques xenófobos y racistas y asegurarse que ninguno sufra expulsión o deportación injustificada, dijo hoy Amnistía Internacional.

La organización además llamó a las autoridades a investigar de manera urgente los asesinatos de un ciudadano haitiano y uno dominicano a principios de mayo.

De acuerdo a testigos, un hombre de nacionalidad haitiana mató el viernes 1 de mayo a Pascual Lara, decapitándolo en el área de Buenos Aires, Santo Domingo. Al día siguiente, un grupo de residentes buscó al presunto autor del ataque, Carlos Nerilus, y lo decapitó frente a la casa en donde se velaban los restos del primero.

"Nos preocupa que estos hechos puedan originar una espiral de violencia entre las comunidades haitianas y dominicanas en el país," dijo Chiara Liguori, Investigadora sobre el Caribe de Amnistía Internacional.

"Mientras que es positivo que las autoridades expresaran su condena al linchamiento, se necesita que esa condena sea reforzada con medidas concretas para reducir el clima de racismo y xenofobia en República Dominicana, particularmente contra haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana."

Amnistía Internacional apoya el llamado de asociaciones de la sociedad civil en la República Dominicana a las autoridades del país y de Haití sobre la ejecución de programas educativos sobre resolución pacifica de los conflictos - particularmente en las zonas de mayor presencia de inmigrantes haitianos en el territorio dominicano -- y el lanzamiento de una campaña en los dos países para la amistad y convivencia dominico-haitianas.

La organización además recuerda que los linchamientos de personas migrantes haitianas y dominicanas de origen haitiano como represalia, al parecer, por homicidios de ciudadanos dominicanos atribuidos a personas haitianas se producen con regularidad. En noviembre de 2008, en los municipios de Neiba y Guayubín, ataques indiscriminados de multitudes contra personas haitianas se saldaron, al menos, con dos personas muertas, varias heridas y numerosas casas destruidas, cuando miembros de ambas comunidades buscaron venganza por el homicidio de una persona dominicana, presuntamente a manos de una persona haitiana.



Fuente: Amnistía Internacional en Argentina

0 comentarios: